Raimon Samsó dejó la banca para tener una vida con más sentido

Raimon Samsó dejó la banca para tener una vida con más sentido

Raimon Samsó es coach de coaches, autor de 12 libros, conferenciante y colaborador en varios medios de comunicación. Pero Raimon, no siempre se dedicó a su pasión… Durante muchos años trabajó para tres multinacionales y tres entidades financieras. Decidió dejarlo todo para tener una vida con más sentido. Raimón es fundador de  Area Interior y de Instituto de Expertos, proyectos donde nos invita entre otras cosas a reflexionar sobre el talento, el papel crucial de Internet, el juego del dinero y la nueva era del conocimiento.

Un día, tras muchos años en la banca decidiste dejarlo todo, ¿qué te llevó a tomar la mejor decisión qué has tomado en tu vida?

Tras cumplir los 40 años, sentí que ya no podía vivir más en la incoherencia de pensar una cosa y hacer otra.  Me estaba pasando factura en mi salud… Sabía que mi empleo convencional no era mi pasión. Sólo una fuente de ingresos y no demasiado de mi agrado.

El proceso de decisión duró un año. Evalué y reevalué. Hablé con personas y leí mucho para inspirarme a dar el paso. Finalmente decidí renunciar a un empleo para instalarme por mi cuenta. De eso hace 13 años, y hoy mi vida es tan diferente y tan inmensamente mejor que me arrepiento de no haber dado el paso antes. Siento que he perdido mucho tiempo y vida en el negocio de otro. Creo que ayuda mucho estar devastado emocionalmente, tal como yo estaba, entrar en crisis, caer en barrena… es duro pero te deja claro que no hay otra opción. O cambias o pereces. Si alguien está despedido que lo vea como un empujón a una nueva vida, una oportunidad, una suerte… y no como una desgracia. Quizás el destino le está ayudando a dar un paso que no sabía cómo dar. En definitiva, cuando estás harto de estar harto, entonces es el mejor momento para renunciar a tu empleo y empezar como freelance, emprendedor, autónomo.

Una de las claves que recomiendas a tus lectores es que conviertan su talento en una propuesta brillante, ¿se puede ser genial en aquello que no apasiona?

Todo es posible… pero eso es improbable. Sin pasión no hay dedicación y, por tanto, no hay habilidad. Para que algo se te de muy bien, se necesitan 10.000 horas de práctica y eso implica pasión. Raramente alguien dedica años de su vida a perfeccionar lo que no le gusta. El talento se hace, no necesariamente nace con uno, y es la práctica dedicada lo que lo hace crecer. Entramos en la era del talento, en la que vender horas no tienen futuro económico y solo vender talento será una forma razonable de ganarse la vida. La clave es convertir lo que te gusta en algo útil a los demás; si esa combinación se produce, todo estará bien. Convertir talento en ingresos no sólo es posible sino que será la única vía , en occidente, para conseguir unos ingresos más que dignos.

¿Por qué es tan importante poner el talento en al servicio de los demás?

El talento es la nueva moneda en la nueva economía. Pasamos del Capitalismo (el dinero te hace rico) al Talentismo (el talento te hace rico). Y probablemente será necesario desarrollar más de un talento para poder sobrevivir como profesional. Incluso varios talentos diferentes en momentos diferentes de la vida, serán necesarios. Por ello, la inversión en uno mismo será clave y la reinvención profesional un hábito de los profesionales con más demanda y posibilidades. Ya no se puede vivir de un título ni vivir haciendo lo mismo que se hacía el año pasado.

En tus seminarios cuentas, que mucha gente abandona sus sueños porque carece de educación financiera ¿a qué se debe este desconocimiento generalizado del funcionamiento del dinero?

En realidad afirmo que sin educación financiera están condenados al ostracismo económico. Lo de abandonar los sueños es otra guerra. En efecto, cuando juegas un juego del que desconoces la reglas, pierdes sí o sí. Te aseguro que la gente sabe poco o nada del dinero, y su economía es un reflejo de ese desconocimiento. El problema de la desinformación empieza en casa y en el colegio, donde a los niños no se les explica nada sobre el dinero, salvo algunas supersticiones (es malo, corrompe, es sucio, etc…) con esa nula educación financiera, es normal que cuando son adultos naufraguen en sus deudas. Ahora mismo la economía está cambiando de reglas, y las nuevas reglas no tienen nada que ver con las del siglo anterior. Desconocer este cambio es una limitación insuperable en las finanzas personales.

Ahora que has alcanzado tu sueño, ¿qué metas te pones cada día para seguir disfrutando en lo que haces?

Disfrutarlo cada día y agradecer cada día. Mi meta ahora es servir y devolver lo mucho que he recibido, dedicar tiempo a mi desarrollo personal, y dejar un legado espiritual a mi hijo. Ser feliz.

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.