Nacho Jiménez lo deja todo por su sueño

Nacho Jiménez lo deja todo por su sueño

Nacho Jiménez es Ingeniero de Telecomunicación. De Madrid.

Durante varios años ha ocupado puestos de responsabilidad en áreas de ventas de empresas de primer nivel en el sector de las telecomunicaciones. Pero, un día lo deja todo por su pasión: la escalada, el deporte y la naturaleza. ¿Cómo puedo sacarle rendimiento a mi pasión? Se preguntó. Y creo una empresa llamada UrbanMonkey, que conjuga su pasión con el trabajo.

La historia de Nacho nos ha parecido interesante por el valor que tuvo para dejar una vida aparentemente estable y de éxito. Te la contamos a continuación. ¡Que lo disfrutes!

P: Nacho, ¿cómo recuerdas el momento en el dejas la corbata por unos pies de gato y un bote de pintura?

Ese momento fue inolvidable, era un torbellino de emociones, sabía que suponía un cambio radical en mi vida y me sentía como si fuera a saltar a un abismo y no tenía muy claro si tenía paracaídas o no…jejejeje! Pero cuando te descubres con el mono de trabajo puesto, los clavos y el martillo trabajando por materializar un sueño, la energía y alegría que tenía en el cuerpo era infinita.

P: ¿Es difícil mantener la relación entre ocio y negocio? Es decir, cuando cada mañana entras en tu rocódromo y has de pensar que tienes que sacarle dinero a tu pasión, ¿entras en algún conflicto interno?

Para nada, es más bien lo contrario, convertir en trabajo una pasión, hacerlo de forma profesional y contagiar a los demás lo que sientes es una gran experiencia. Te diría que al alinear la parte de tu mente que tiene la pasión con la mas práctica salen grandes cosas.

P: Estás ayudando a mucha gente a superarse cada día en las paredes de tu rocódromo ¿qué haces tú para superarte cada día y seguir luchando por dedicarte a lo que te gusta?

Intento no caer jamás en una rutina, siempre busco nuevas líneas que tratar, nuevas actividades,viajes, etcs cualquier cosa que pueda mejorar el servicio a mis socios. Por esto escucharles y saber que les mueve es una parte fundamental. Bien es cierto que a veces es complicado porque salirse de los estándares de vida para dedicarte a lo que te gusta hace que tus cimientos se tambaleen de vez en cuando, ya que ahora mismo en este país ser autónomo con una pyme no es precisamente fácil. Pero con mirar dentro del rocódromo y ver la gente disfrutando, divirtiéndose, conociendo gente, olvidándose de sus preocupaciones y disfrutando hace que todo haya mereció la pena y quieras seguir luchando por ello.

P: ¿Qué les dirías a esas personas que tienen sueños por cumplir pero que se sienten incapaces de conseguirlos?

Que hay que luchar, que hay que empujar, que nadie se lo va a poner fácil, que nadie va a hacer el trabajo por ellos y que tienen que creer en sus proyectos. Probablemente la gente de su alrededor les llamará locos, y  les dirán que en los tiempos que corren no deberían arriesgarse… Pues bien, yo les digo que sean locos, que vayan a por ello, ¡que no escuchen! porque la recompensa es maravillosa. Ser el dueño de tus decisiones profesionales y tener la libertad de crear y hacer crecer TU proyecto es algo que no se puede comprar con dinero. Todo, absolutamente todo, si se cree en ello y pones las ganas y esfuerzo necesario, está a nuestro alcance.

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.