Gerardo Romero dejó la electrónica y fue diseñando joyas, donde encontró su pasión

Gerardo Romero dejó la electrónica y fue diseñando joyas, donde encontró su pasión

Gerardo Romero, un entusiasta diseñador de joyas madrileño que un día se dio cuenta que no era feliz en la fábrica de microchips donde trabajaba como electrónico. Descubrió que no comulgaba con la rutina, que quería que la creatividad formase parte de su día a día. Buscó un cambio para acercarse a aquello que más le gustaba: los pequeños detalles,  la artesanía y lugares donde poder expresarse…

En ese cambio conoció a Vivian, su novia y actual socia en Meiro Joyas, el proyecto en el que trabajan muchas horas cada día, en el que se implican al máximo y en el que intentan superarse y realizar sus diseños cada vez mejor. Gerardo nos decía un día: “es así porque amamos lo que hacemos”

Con Gerardo hemos aprendido que muchas veces encontramos nuestra pasión iniciando nuevos caminos, probando nuevas cosas que se aproximen a lo que se nos da bien, a lo que nos gusta más, aquello en lo que nos divertimos… 

Gerardo, ¿qué has encontrado en el arte de la joyería que no has encontrado en otro tipo de trabajos?

Podría decir que mi pasión tiene su origen en la niñez, desde pequeño siempre he sido muy metódico.
Me gustaban mucho los juguetes que venían con piececitas pequeñas, era muy cuidadoso y ordenado, arreglaba aquellos que estaban rotos y los organizaba bien, para que no se perdiera ninguna de sus fichas.
La verdad es que me apasionan los elementos pequeños con muchos detalles. Decidí estudiar electrónica para encontrar una entrada al mundo laboral. Sin embargo en cuanto comencé a trabajar, me dí cuenta que no era lo que yo estaba buscando. No tuve reparo en volver a la escuela a estudiar, entonces fue cuando decidí probar con la joyería y hoy sé que fue la mejor decisión. En cuanto empecé con la joyería me sentí completamente identificado, disfrutaba aprendiendo y la verdad es que se me daba bien. Al terminar la escuela comencé a trabajar en el taller de un diseñador, donde pude reforzar y ampliar mis conocimientos.
La experiencia en este trabajo me dio bastantes claves para desarrollar el trabajo que realizo actualmente, como el poder plasmar una idea en una joya, o los procesos que conlleva tener una empresa que vende sus productos a nivel internacional. Este oficio me permite ser independiente, es un trabajo que requiere mucha creatividad, es diferente y va acorde con mis habilidades.El ser ordenado, paciente, meticuloso y detallista son cualidades necesarias para muchas labores en la vida pero sobre todo si eres joyero.

pulsera-la-colada

¿Qué sientes cuando estás diseñando o creando una nueva joya?

El diseñar joyas me hace sentir libre. Me gusta salir de las tendencias, personalmente pienso que es crear algo que ya está hecho y para mí deja de ser estimulante. Cuando diseño una joya pretendo ser irónico y a la vez divertido. Hacer énfasis en detalles que a los ojos de cualquiera pueden resultar cotidianos, pero plasmados en el metal adquieren un valor grandioso. Colecciones como Bloques de Construcción o La Colada, se componen de elementos que nos han acompañado desde la infancia y son tan comunes que cuando los ves transformados en joyas, lo mínimo que puedes hacer es sonreír.

pendientes-hoja-grandes

¿Cuál es la mayor dificultad que te encuentras para seguir persiguiendo tus sueños? ¿cómo te enfrentas a ella?

Mi mayor dificultad es que no se comprenda y valore el trabajo artesanal.
Lo enfrento llevando los diseños a mi campo, como expliqué antes procuro hacerlos divertidos atractivos visualmente, provocando sentimientos y sensaciones.

¿Qué ingredientes te ha aportado compartir tu pasión y profesión con tu pareja?

Evidentemente ella es mi ingrediente especial, es quien me comprende y me valora. A parte de compartir profesión y pasión creamos nuestros diseños juntos. Es un gran apoyo mutuo. A veces ella crea una joya y yo le digo las cosas que cambiaría o no…y viceversa, hasta que conseguimos nuestro objetivo. Muchas veces puede ser difícil porque no se llega a ningún acuerdo mutuo, pero esto significa que se puede mejorar.
Es realmente una experiencia maravillosa el de poder compartir gustos. Es un aprendizaje y un crecimiento constante.

anillo-bloque-de-construccion-4

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.