David Paquet: Cuando tu destino es inevitable

David Paquet: Cuando tu destino es inevitable

Conocimos a David Paquet a través de una persona muy importante en nuestras vidas. Nos dijo: – Si quieres a una persona que de verdad haya cumplido su sueño, tienes que hablar con David Paquet.

- Bueno, pues hablemos con él.- Pensamos.

David es francés y lleva unos cuantos años en España. Pinta que da gusto y disfruta con ello.

Tras charlar con él, nos dimos cuenta de que estaba cumpliendo su sueño con todas las letras. Por tesón y porque le tocaba vivirlo. Porque cuando hablas con una persona como David, te das cuenta de que estaba destinado a ser pintor y a expresar su visión del mundo. Su “traje de buzo” para esta vida trae unas cualidades específicas para la pintura. Siendo así, no queda más remedio que dedicar la vida a ello.

La historia de David nos ha impresionado por lo claridad que emana al hablar de que lo suyo es pintar. Nos quedamos con la sensación de que no había más opción que esa en su vida. David, más que cumplir su sueño, se podría decir que ha vivido su destino sin oponerle resistencia.

¿Hace cuanto que pintas, David?

Mi memoria se remonta a la época preescolar. Tengo el recuerdo muy vivo de mi infancia llena de dibujos y pinturas. En el colegio había una gran pared forrada de papel de embalar, en donde el profesor nos dejaba de tiempo en tiempo expresarnos con pinceles y pinturas acrílicas, disfrutaba mucho de estos momentos.

¿Te salía solo?

Si claro que salía y sale solo, tengo varias vías de inspiración:

- Con la mente callada observo lo que pasa dentro de mi.

- La observación de las musas que revoletean en el presente y la realidad.

- A través del mundo onírico.

En cualquier de los casos la inspiración llega de forma natural como brotando de manantiales.

 

¿Cuándo te das cuenta que no puedes vivir sin pintar?

Cuando estoy alejado algunos día del caballete por diferentes motivos, noto la llamado del lienzo.

Proyecto Saturno II - David Paquet

Proyecto Saturno II – David Paquet

¿Te costó aceptar que tu camino iba a ser diferente al de la mayoría? ¿Encontraste algún obstáculo interno para dedicarte a tu pasión?

Supe hace muchos años que mi camino iba a ser algo diferente al de la mayoría. Tome conciencia en la niñez que mi forma de aprender, ver y concebir este mundo no encaja con el molde o la estructura establecida, lo que para muchos era un camino natural y sencillo para mi estaba lleno de zarzas y ortigas, así que pronto supe que para llegar a destino tendría que tomar otras vías. Lo acepte muy joven, esto me ayudo a sortear muchos obstáculos externos (lo que me decían) e internos (lo que yo creía de mi).

Proyecto saturno I, 116x89, año 2011

Proyecto saturno I – David Paquet

¿Y cómo empiezas a vivir de ello?

A mediados de los años 90, después de exponer en la Galería Sen de Madrid decido abrir mi estudio para hacer retratos y encargos.

Vivir de ello implica que no siempre tienes la libertad de pintar lo que te gusta. ¿Cómo te afectó eso? ¿Qué aprendiste?

Es verdad, en mi caso no siempre he tenido la libertad de pintar lo que me apetecía. Los encargos son a veces muy exigentes,  pero también los he realizado y entregado con mucho cariño. A finales de los 90 decidí no aceptar ningún encargo ni retrato, estaba enfadado, estaba muy enfadado con el mundo, hasta que entendí que el enfado era conmigo, por no gestionar bien este flujo maravilloso de trabajo.

Proyecto saturno III, 116x89, año 2011

Proyecto saturno III – David Paquet

Después de darte cuenta de que no disfrutabas pintando, ¿qué hiciste?

En realidad disfrutaba pintando, siempre disfruto. Es más bien el cansancio de tantos retratos, no podía ni uno más. Entonces decidí cambiar de estrategia, para no depender de posibles mecenas, siempre muy amables pero algo exigentes. Di un giro a mi carrera, compaginando un trabajo con mi gran pasión. He vuelto a hacer retratos y encargos pero esta vez sin la presión de tener que decir que si para poder seguir.

Hace algo mas de diez años que trabajo en las misma empresa,  lo que me ha permitido preparar exposiciones individuales y colectivas durante este tiempo. Estoy en plena expansión creativa como el universo, así que bendigo el camino de dos vías por el cual estoy andando.

El Vértigo de Elizabeth - David Paquet

El Vértigo de Elizabeth – David Paquet

Ahora estás cumpliendo tu sueño de exponer. ¿Por qué ahora sientes que estás cumpliendo tu sueño y antes, cuando vivías de la pintura, no tenías esa sensación?

En aquel momento era mucho mas joven, quería abarcar lo todo a gran velocidad. Poco a poco algo se distorsiono en los tiempos, vivía en proyecciones constantes hacia el futuro, por lo tanto perdí la capacidad de vivir el Presente. Al empezar una obra estaba siempre en un tiempo por delante, ya estaba pensando en la próxima, y así para todo.  Por dar otro ejemplo, al salir de viaje montaba en el coche y ya quería llegar. Una vez llegado, ya quería estar en el restaurante. Una vez en el restaurante, mis pensamientos querían estar en la play… Una continua proyección desde el pasado hacia el futuro sin pasar por la casilla Presente. Entré en una estructura temporal deformada que me llevó a una gran insatisfacción personal.

Como persona que ha tomado un camino diferente, casi todo lo que vivo, fue en su día visualizado. De niño me imaginaba feliz pintando. Tenía un sueño, una realidad que cumplir. A este ritmo me alejaba a gran velocidad de mis aspiraciones y felicidad… Hasta que me instalé de nuevo en el Presente.

Hoy puedo decir que cada obra esta hecha de momento Presente, cada instante es el Presente. En este momento me siento en línea con mi propósito, tengo plena libertad de actuar en mis sueños y se están cumpliendo.

Saludando al presente - David Paquet

Saludando al presente – David Paquet

Eres capaz de imaginarte tu vida sin la pintura?

En verdad no me lo planteo, la pintura viene en el pack.

Por último, cuéntanos, ¿qué personas te han inspirado para seguir avanzando en el camino hasta tus sueños?

Puedo decir que muchas personas me han inspirado para avanzar en mi sueño (te podría dar muchos nombres, seré discreto) , tanto las que cumplieron sus sueños como las que no, y quizás las que mas me ayudan son las que se plantan, las que renuncian, las que renuncian sin saber porque. Es verdad no siempre es fácil pero es tan gratificante. Por respeto a mi mismo no me rindo, sigo avanzando, estoy en mi sueño.

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.