Daniel Losada pasa de vender en grandes clientes a colaborar con países necesitados

Daniel Losada pasa de vender en grandes clientes a colaborar con países necesitados

Hoy entrevistamos a Daniel Losada, amante de la historia, de los viajes y de la fotografía.

Dani fue Ejecutivo de Grandes Cuentas en diversas operadoras de telecomunicaciones. En un momento dado, su determinación por dedicar su vida a sus pasiones le puso a organizar viajes personalizados en destinos impresionantes (www.viajespersonalizados.es)

Dani, combina esto con un increíble proyecto solidario llamado Trip Drop, del que es fundador. Estamos seguros que vais a acabar colaborando con él.

Hola Dani, has conseguido ser un ejemplo para mucha gente y sé que te han hecho muchas veces esta pregunta en los últimos años, pero los seguidores de cumplirsueños.com agradecerán saber de tú experiencia ¿cómo surge la idea de montar un proyecto para colaborar de una forma sencilla y no monetaria con personas de países necesitados?

El caso es que siempre me obsesionó encontrar el modo de que si alguien quiere DAR, la ayuda llegue íntegra. El único modo es entregarlo tú, y eso solo puede ocurrir cuando viajas. Así lo vengo haciendo desde que viajo. De hecho los mejores momentos de mis viajes  han sido gracias a esos encuentros,  en los que nosotros damos el primer paso. Acabas pescando con los profesores del colegio en el sur de Senegal, en un bautizo en un gueto de Dakar, enseñando inglés en un colegio birmano, cazando con bosquimanos en Tanzania, bailando en las aldeas de las orillas del Mekong en Laos, o regalando balones en el Masai Mara a cambio de cientos de sonrisas y otros tantos bailes.

Pero, ¿como conseguir que lo hagamos todos? muy fácil,  publicando las necesidades de los demás en una web, para informar al mundo entero.

Quien no ha pasado alguna vez  por delante de una escuela, o ha visitado un orfanato, y se ha quedado con ganas de ayudar, simplemente por no saber cómo. La mayoría no lo hace por falta de información. Todos somos potencialmente solidarios, solo nos falta que nos lo pongan fácil.

Así que hablando de esto con mi amigo y compañero Pablo del Palacio, decidimos emprender el proyecto social www.trip-drop.com, donde  publicamos una relación actualizada y documentada de necesidades NO MONETARIAS de colectivos en todo el mundo (colegios, orfanatos, comedores, residencias, tribus, ONG) principalmente en países desfavorecidos (también en España). Así, el viajero que quiera ayudar, consultando la web sabe cómo, dónde y a quién de antemano, y puede entregarlo él personalmente, beneficiándose ambas partes del encuentro.

tripdrop

Además, los propios habitantes del lugar recomiendan lugares interesantes que visitar cerca de los centros, sitios que casi nunca vienen en las guías. Verdaderos tesoros, que ahora comparten con nosotros como reclamo.

En 2 años, tenemos cubiertos 33 países, con más de 60 centros publicados, y los encuentros cada vez son más.

España y los españoles están sufriendo una tremenda parálisis en estos momentos, ¿significa lo mismo el verbo PODER en países como España o en países como Birmania, Kenia o Senegal?

¿Sabes por qué en los países del tercer mundo apenas hay psicoanalistas? Porque cada día, millones de personas amanecen sin saber si van a cenar, y sencillamente no tienen tiempo para parase a pensar si son felices o no.  Ese es un lujo de occidente.

Están acostumbrados a buscarse la vida continuamente. De algún modo, cada día es un emprendimiento. Allí no es tan opcional. Por eso tienen menos reparos y miedos a la hora de crear un pequeño negocio, o llevar a cabo una idea. Muchas veces es el único modo.

Aquí pensamos demasiado, y el sistema, muy arraigado, apenas da opciones. Preferimos el calorcito de la butaca que la emoción del escenario. Y para colmo el fracaso sigue estando mal visto, cuando es el mejor de los aprendizajes.

Hay dos tipos de personas, los que lo intentan y los que miran:

Intentarlo

 

Viajas con bastante frecuencia, haces reportajes fotográficos, profundizas en la historia de otras culturas, ¿se puede decir que has conseguido unir algunas de tus pasiones en el camino para cumplir tu sueño?

Tal cual. De hecho se unieron solas y sólo entonces me di cuenta. En 2009 mi amigo Juan Trueba me propuso que me uniera a Deep Planet Expeditions, preparando viajes personalizados. Ese mismo año me dejaron una cámara en un viaje a India, y me volví loco  con aquel “juguete”.  A la vuelta me compré mi primera cámara. También fue el año en el que nació trip-drop.

Ahora compagino las 3 cosas, organizo viajes (me da de comer), desarrollo trip-drop (me da de vivir), y hago fotos (si no reviento).

Por otro lado la fotografía está resultando ser el mejor barniz para ambos proyectos, y me está dando muchas alegrías, como el libro “Lo Que De Verdad Importa”, en el que he tenido la suerte de conocer y retratar auténticos profesores de vida, como Irene Villa, Toni Nadal, Pablo Pineda, Jorge Font o Kyle Maynard.

Al final del día no se trata tanto de cumplir un sueño, sino de divertirnos mientras intentamos llevarlo a cabo.

¿Qué les dirías a esas personas que tienen sueños por cumplir pero que se sienten incapaces de conseguirlos?

Ojo, no es fácil, ni es rápido. Pero es gratificante. Dicen que cuando haces lo que te gusta dejas de trabajar. Algo de eso hay. Ganas la mitad y sonríes el doble.

Sin embargo el peor enemigo es la prisa por avanzar. Yo estoy aprendiendo a no tenerla.

Hay que ser muy consciente de que muchas comodidades desparecen. Como la nómina. Eso hace que te pongas las pilas, porque te rindes cuentas a ti mismo, y no a un maldito jefe de ventas con cara de jaula. Créeme, es bastante más estimulante. Te hace crecer, exigirte y espabilarte. Falta me hacía.

Además, cuando haces lo que te gusta, lo haces bien, y la estabilidad acaba llegando…. (o eso espero)

Pero la mejor razón es que la otra opción es no llevarlos a cabo nunca.

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.