Carlos González nos da una lección Magistral sobre cumplir sueños

Carlos González nos da una lección Magistral sobre cumplir sueños

Conocimos a Carlos González a través de un documental que emitieron en La 2 hace unas semanas. Nos quedamos impactados con el mensaje que transmitía: “Nos cuesta cumplir nuestros sueños porque nos han educado para que no los cumplamos”. Al igual que nos pasó con Javier Iriondo, al instante supimos que teníamos que hablar con él.

El día que le entrevistamos sentimos varias cosas muy importantes. Pero destacaríamos sobre las demás que, gracias a esa charla, encontramos sentido a este blog.

Carlos es licenciado en ciencias físicas y fue profesor de educación secundaria durante muchos años. Un día en clase, preguntó a sus alumnos: “¿Qué sueños tenéis?” Todos respondieron que no lo sabían. “Eso para un profesor es muy duro”, nos decía Carlos. “Ese mismo día, harto de un sistema de enseñanza inútil, decidí comenzar a investigar y diseñé una Mirada Pedagógica que llamo “Educar Emponderando”. Básicamente, consiste en ayudar a mis alumnos a conocerse a sí mismos y así conectar con lo que son de verdad, en vez de ser clones unos de otros. Es la única manera de que entren en contacto con sus sueños

Hace cinco años que Carlos no ejerce de profe de secundaria. Ahora se dedica ser formador de maestros y a investigar y divulgar los Nuevos Paradigmas, profundizando y avanzando así en su Mirada Pedagógica, que no. “Lo llamo Mirada y no metodología porque de esta forma permite e incentiva la creatividad de las personas que deseen aplicarla. A ella hay que acercarse como creador y no como mero usuario, esto está en su misma esencia.”

Una gran parte del sueño de Carlos es esta formación que permite pensar de una forma que nuestros sueños no queden ocultos. “Hemos sido educados en un paradigma en el se que nos ha obligado a desarrollar máscaras para poder sobrevivir en un mundo que se aleja mucho de lo que realmente sentimos en nuestros corazones. A esas máscaras yo las llamo los personajes del ego. Mi trabajo consiste en reeducar a profesores en los Nuevos Paradigmas del Conocimiento que tienen la importantísima virtud de no negarnos nuestra esencia y en educar en esos Nuevos Paradigmas a mis alumnos.”

Carlos participó junto con la productora Alea en la película-documental “Entre maestros”. “Es una creación en buena parte de mis sueños. Es una parte visible de lo que anhelo entregar a la vida. En ella se puede ver el efecto de mi mirada pedagógica, que he denominado “Educar empoderando”, Está enfocado a que los alumnos puedan conectar con su corazón. En él no sólo encontrarán tres importantísimos dones: sensibilidad, poder y sabiduría, sino también a sus sueños, esos regalos que esperan ser entregados al mundo. Cuando lo hacemos, nos sentimos como auténticos Reyes Magos, reyes porque nos encontramos con nuestro auténtico poder, ser nosotros mismos, y magos porque llevan en sí mismos todo lo que necesitamos para que se cumplan, pues la magia del corazón nos conecta con todas las personas que nos ayudarán en el camino.

En resumen, podría decir que una gran parte de mi sueño consiste en ayudar mediante la educación a que las personas puedan quitar los obstáculos entre su ego desempoderado y su corazón y, así, entre otras cosas poder acceder a ser conscientes de sus sueños.”

Carlos, ¿qué obstáculos crees que son los más comunes a la hora de cumplir nuestros sueños?

Los obstáculos están en nuestra educación: hemos sido educados para servir a una cultura y a unos momentos determinados de la historia. Yo diría que para servir a un paradigma que nos desconecta de nuestra esencia convirtiéndonos en sus súbditos. Por eso la democracia no puede crecer, ya que en vez de ciudadanos libres tiene súbditos de unas determinadas creencias y de unas visiones muy limitadas del mundo y de la propia vida.

En nuestras escuelas se entierra la creatividad por este sometimiento a las autoridades y pensamientos que configuran cualquier tipo de cultura.

Sueños y creatividad son inseparables, por eso la pérdida de una lleva al alejamiento de la otra. Cuando yo preguntaba a mis alumnos cuáles eran sus sueños o bien los ignoraban o bien contestaban con necesidades del ego desempoderado, como podría ser “desear  puestos en la sociedad que proporcionaran importantes ingresos”, ignoraban que más allá de los estados de necesidad de sus egos, en los que habían sido educados, existían también en su corazón tanto su creatividad como sus sueños más atrevidos.

Esta situación no sólo constituye una pobreza para el individuo, sino para toda la sociedad que termina renunciando a lo más valioso de sus ciudadanos y que constantemente tiene que recurrir a genios y creativos, que de alguna manera superaron, en parte, esta educación restrictiva.

Un alumno que ha renunciado a ver sus sueños queda atado a un futuro del que no se puede sentir creador, por eso busca simplemente habitarlo de la forma más cómoda posible. Los educadores, ignorantes de todo esto, continúan propagando esta limitación entre sus hijos y alumnos, a pesar del gran cariño que les profesan. Es la educación en un viejo paradigma que nos obliga a vivir alejados de nuestra esencia y creatividad, dando lugar a la mayor parte de los conflictos que vivimos, tanto personales como sociales.

En tus artículos hablas del maravilloso fenómeno de la sincronía (o sincronismo), ¿a qué te refieres exactamente?

La educación que hemos recibido nos aleja de ser coherentes, es decir, de conseguir que lo que sentimos, pensamos y hacemos estén en armonía y no en contradicción. Basta echar un vistazo a un telediario para comprobar que vivimos desincronizados, siendo este hecho no sólo la base de los grandes problemas sociales, sino también de nuestra falta de salud y de nuestra falta de felicidad.

Con mi mirada pedagógica “Educar empoderando” trato de ampliar nuestra educación hasta unos ideales que nos ayuden a conseguir la sincronización en nuestra vida cotidiana. Si conseguimios este alineamiento entre sentir, pensar y actuar, provocaremos en nuestra vida una respuesta que nos lleva a conseguir nuestros objetivos con mayor facilidad: son las llamadas sincronías. De una forma aparentemente mágica aparece justo lo que necesitas en el momento adecuado. Es como si la vida fuera un paso por delante de ti previendo todo lo que necesitas, incluso sin que seas consciente de que lo vas a necesitar.

Este fenómeno se ve potenciado cuando quieres cumplir un sueño, pues su consecución implica coherencia interior. En mi vida he podido comprobar este punto en numerosas ocasiones , de hecho esta entrevista es fruto de haber sido fiel a mis sueños, aún sin acabar de entenderlos y, por supuesto, sin tener una visión global y completa de ellos.

También hablas del autoconocimiento ¿Qué importancia crees que tiene esta herramienta en esto de los sueños?

Para poder vivir un sueño necesitamos encarnar un personaje que sea compatible con el mismo, el no tener esto en cuenta hace que veamos el sueño como inalcanzable. Para crear este personaje hemos de quitar una serie de obstáculos de interior. Para ello hay que aprender a navegar por él, convertirnos en auténticos descubridores de nuestros potenciales y de los velos que nos los ocultan. Este es el trabajo de autoconocimiento necesario.

Es imposible no crecer por dentro en la realización de nuestros más atrevidos sueños. El “conócete a ti mismo”, no sólo es importante para vivir mejor, sino fundamental para descubrir nuestros sueños, que han sido enterrados por una educación que no has desconectado de ellos, haciéndonos sentir meros habitantes de un futuro en vez de sus creadores.

¿Qué beneficios puede tener una educación que contemple trabajar los sueños, los anhelos más íntimos de nuestros hijos y alumnos?

El ayudar a desvelar los sueños en mi mirada pedagógica es algo esencial, no podemos crear una nueva humanidad sin el aporte de estos sueños que duermen en nuestro interior esperando ser reconocidos y despertados. Educar a seres creativos tiene sentido porque en ellos se encuentran esos sueños, entregarlos al mundo no sólo les hará felices a ellos, sino que enriquecerá a toda la humanidad.

Quiero compartir con vosotros un decálogo que he redactado sobre la importancia de educar para reconocer y entregar nuestros sueños. Con él deseo terminar este entrevista, no sin antes provocarte a ti, querido lector, con esta pregunta: ¿Qué vas a hacer con tus sueños …? 

Decálogo de los sueños por cumplir

1. Son una herramienta de autoconocimiento que nos conecta con nuestro sentir más profundo.

2. Descubrirse poseedor de sueños que entregar fomenta la autoestima sin incrementar el egoísmo

3. Realizar un sueño conlleva tener que alinear nuestras fuerzas emocionales y mentales, nos da coherencia,  ayudando a nuestra armonía
y a nuestra salud

4. Desarrolla la voluntad más allá de los miedos y sus expresiones como “esto es imposible”

5. Nos hace descubrir el sentido de fenómenos como las sincronías

6. Nos desvela la interconexión entre todas las personas: los sueños de unos sirven a los sueños de otros

7. Fomenta la creatividad

8. Ayuda a descubrir nuestros dones

9. Nos invita a sentirnos partícipes de la creación del futuro de la humanidad: cada uno entregamos nuestra parte.

10. Nos revela más allá de todo victimismo que podemos sentirnos y ser los creadores de nuestra vida.

 

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.