Ángel Alegre: Vivir al Máximo.

Ángel Alegre: Vivir al Máximo.

Volvemos de vacaciones con ganas de hacer que mucha gente cumpla sus sueños. Al fin y al cabo, un sueño es nuestra guía interna. Nos dice qué camino es el mejor para nosotros. No podemos dejar pasar la oportunidad que tenemos para hacer que, los que nos leéis, os sintáis más cómodos con vuestras vidas.

Hoy os vamos a contar una historia que nos sorprende sobre el resto. Quizás porque es lo que muchas personas anhelan o quizás es porque el protagonista transmite una apabullante convicción  cuando habla sobre su estilo de vida. Su nombre es Ángel Alegre y le conocimos gracias a que su blog, Vivir Al Máximo, nos enganchó desde el primer artículo que leímos.

Os recomendamos que toméis notas, porque Ángel nos cuenta muchas cosas muy interesantes.

Ángel, cuéntanos un poco de tu historia. ¿Cómo empieza todo?¿Cómo estás viviendo tu sueño?

Empiezo por el principio: Tengo 27 años y soy de Cáceres. Estudié Ingeniería Informática en la Universidad de Extremadura y durante mi último año de carrera de me fui de intercambio a Estados Unidos con una beca Bancaja. Allí me ofrecieron un trabajo como programador en Microsoft, así que nada más graduarme me fui a vivir a Seattle.

El salto de la universidad al mundo laboral no fue sencillo, y tardé casi dos años en sentirme verdaderamente cómodo en mi nueva ciudad. Sin embargo, después de ese periodo de adaptación inicial, tenía lo que a ojos de los demás era la vida perfecta: un trabajo fijo, mucho dinero, buenos amigos y una novia que me quería. Lo único que me quedaba por hacer era comprarme una casa y casarme, y por aquel entonces era todavía muy joven para pensar en el matrimonio (tenía 24 años).

Empecé a mirar precios de apartamentos y a estudiar las condiciones de las hipotecas, pero mientas lo hacía sentía que algo no cuadraba. Por un lado, era obvio que comprar una casa era una buena opción, o al menos eso es lo que había oído desde pequeño y era lo que hacía todo el mundo; sin embargo, no le veía sentido al encadenarme a una hipoteca de 30 años cuando estaba muy contento alquilando y ni siquiera tenía claro qué es lo que quería hacer con mi vida de ahí a unos meses.

Pasaba el tiempo y yo estaba cada vez más perdido. Me preguntaba si eso era todo, si eso era en lo que consistía la vida: encontrar un trabajo, comprar una casa, casarse y esperar a la jubilación. Mis días transcurrían sin pena ni gloria hasta que, no sé cómo ni por qué, llegó a mis manos un libro llamado La semana laboral de 4 horas, de un tal Tim Ferriss. En el libro, el autor hablaba de “los nuevos ricos”, personas que no tenían mucho dinero sino suficiente tiempo libre para hacer lo que amaban sin necesidad de esperar a jubilarse. Su secreto era que habían creado negocios que funcionaban de manera automática y que podían gestionar en menos de 4 horas a la semana (de ahí el título del libro).

Las ideas de Tim me fascinaron, pero sobre todo me hicieron ver que existía un plan B. Que no tenía por qué seguir el camino establecido por la sociedad si no me gustaba, y que era posible diseñar la vida que yo quisiese. Ahí fue cuando decidí que construiría mi propio negocio pasivo y me iría a recorrer el mundo con una mochila.

Un año y medio más tarde, lo que había empezado como un sueño era una realidad. Acababa de aterrizar en el aeropuerto internacional de Bangkok, y mi vida “perfecta” y mi trabajo en Microsoft eran parte del pasado.

Ahora mismo estoy escribiendo estas líneas desde Seúl. Llevo más de seis meses viajando y no tengo intención de dejar de hacerlo en un futuro próximo. Han sido seis meses en los que he disfrutado como un enano, he conocido gente increíble y he vivido experiencias que recordaré toda mi vida. No cambiaría esto por nada del mundo.

2. ¿Cómo sería tu vida si siguieses trabajando en Microsoft? ¿Qué habría pasado si no hubieses dado el paso?

Creo que desde fuera la gente me vería como un hombre de éxito, pero por dentro sería profundamente infeliz. Seguiría saliendo con mi novia, mi cuenta del banco tendría más ceros y quizá me habría comprado un coche nuevo, pero todas las mañanas me levantaría preguntándome qué habría pasado si me hubiese marchado a recorrer el mundo con una mochila. Y tiene que ser muy duro vivir así.

Angel Alegre Vivir Al maximo

3. Cuando trabajabas para otro, ¿eras capaz de imaginar las sensaciones de bienestar que tienes ahora? A veces ocurre que no somos capaces de imaginar más allá de lo que vivimos…

No del todo. La idea de ser dueño de mi tiempo me llamaba mucho la atención, pero la realidad supera a la ficción. Antes, mis días estaban divididos en dos: la parte en la que iba a trabajar, que intentaba quitarme de en medio lo antes posible, y la parte en la que vivía. Ahora vivo todo el día.

Es difícil expresar la sensación de libertad absoluta que siento viviendo sin horarios. Poder levantarme sin despertador, no saber si es martes o domingo… Es algo que no podía imaginarme mientras estaba en Microsoft porque nunca antes lo había experimentado, pero ahora no concibo la idea de volver a un trabajo de 9 a 5.

Ojo, que nadie se equivoque: no estoy de vacaciones. Sigo trabajando, y de hecho hay días en lo que “trabajo” más de 8 horas y más de 10. La diferencia es que ahora soy yo el que decide qué hago, cómo lo hago, cuándo y con quién. Ahora trabajar no es un requisito para poder vivir, sino que es un aspecto más de mi vida, y uno muy divertido y satisfactorio.

4. ¿Qué papel crees que juega el “dejar paso a lo nuevo” cuando quieres cumplir tus sueños?

Dejar paso a lo nuevo lo es todo. Cumplir tus sueños implica tomar decisiones difíciles, y eso siempre tiene como requisito romper con el pasado. No se puede tener a la vez pasado y futuro. No puedes estar al mismo tiempo con tus amigos en España y comiendo pad thai en Tailandia. Tienes que elegir, tomar una decisión. Qué prefieres, ¿tu vida actual o algo diferente? Porque no puedes tener ambas cosas a la vez. Es como el armario de tu habitación: tiene un espacio limitado, y para poder guardar ropa nueva primero tienes que sacar la antigua porque todo no cabe.

5. Viajas por el mundo entero y trabajas poco. ¿Cómo puede hacerse eso? Seguro que hay mucha gente a la que le interesa la respuesta. ¿De dónde sacas el dinero?

Cuando dejé mi puesto de trabajo en Microsoft lo hice con cabeza. No quería marcharme sin antes tener otra fuente de ingresos, sin demostrarme que era capaz de ganar dinero por mí mismo, así que durante varios meses dediqué todo mi tiempo libre a crear un pequeño negocio online.

Se trata de una página web en la que escribo sobre lectores de ebooks. En mis artículos incluyo links a las tiendas que venden los productos de los que hablo (mayoritariamente Amazon), y cada vez que alguno de mis lectores hace clic en uno de esos links y luego acaba comprando algo la tienda me paga una comisión por haber hecho de intermediario.

Este modelo de negocio tiene algunas peculiaridades que lo hacen muy interesante:

• Sólo tengo que trabajar una vez. Aunque escribir un buen artículo me lleve 2 días, una vez que está escrito, está escrito para siempre, y puede generar ingresos durante años.

• Puedo gestionarlo desde cualquier parte del mundo. Lo único que necesito es mi portátil y una conexión a Internet.

• Funciona de manera automática. Mientras yo estoy durmiendo o bebiendo sake en Japón, alguien en España puede encontrar mi página a través de Google, leer mis artículos y comprar un lector de ebooks a través de uno de mis links.

Si quieres conocer más detalles, en este post lo explico todo en profundidad.

Además de la página web, me fui de Estados Unidos con suficientes ahorros como para poder vivir durante unos 10 años sin necesidad de trabajar. En Microsoft nos pagaban muy bien, pero a diferencia de algunos de mis compañeros que cambiaban de coche cada 2 años, yo evitaba cualquier gasto innecesario. No escatimaba en las cosas que consideraba importantes –viajes, tecnología, experiencias–, pero ahorraba en todo aquello que consideraba prescindible. Por ejemplo, cuando me ascendieron y me subieron el sueldo, seguí viviendo exactamente igual que antes pero ahorrando más. Gracias a eso, ahora tengo un buen colchón económico que me permite viajar y dedicarme a otras cosas sin sentirme presionado por el dinero.

Hace unos meses escribí un libro sobre finanzas personales en el que explico mis creencias sobre el dinero y cómo lo gestiono, por si estás interesado.

6. Eres un tío que parece que no le tiene miedo a nada. ¿Crees que alguien que no tuviese esa virtud podría llevar el tipo de vida que llevas tú?

Mucha gente piensa que soy un súper hombre o algo así y no siento miedo, pero no es cierto. El día antes de decirle a mi jefe que iba a dejar Microsoft estaba acojonado. No era capaz de dejar de pensar en ello y apenas pude dormir. Cuando vendí mi coche y mis muebles a cambio de un futuro incierto, me preguntaba si lo que estaba haciendo no era una locura y algo de lo que me arrepentiría el resto de mi vida. Incluso ahora que estoy viajando, cada vez que voy a un país desconocido me pongo nervioso porque no sé qué es lo que me voy a encontrar.

Hay muchas cosas que me dan miedo, como a todo el mundo, pero aun así las hago. Ese es el secreto: ser capaz de actuar y tomar decisiones a pesar del miedo.

Angel Alegre cumplir sueños

Si te ha gustado esto, compártelo con el mundo:

5 comments

  1. Diana Garcés 10 octubre, 2013 at 21:26

    Muy interesante conocer un poco más de Ángel y de otras personas. No conocía el blog pero ya tienes una seguidora más.

    Saludos :)

    • cumplirsueños 11 octubre, 2013 at 15:31

      Diana,

      Encantados de tenerte por aquí :-)

      Un beso

  2. Pingback: Raimon Samsó dejó la banca para tener una vida con más sentido | Cumplirsuenos.com | El blog de los sueños cumplidos |

  3. pili belda calabuig 20 enero, 2016 at 14:54

    “Vivir al máximo”
    Mi tentación
    Me declaro seguidora desde ya

  4. pili belda calabuig 20 enero, 2016 at 14:56

    “Vivir al máximo”
    Mi tentación
    Me declaro seguidora desde ya

Leave a reply

captcha
Required fields are marked (*)

TOP
Follow

Para tu comodidad, recibe nuestros nuevos artículos en tu correo.